Un dominio de internet se forma a partir de dos elementos principales. Por ejemplo, el nombre de dominio Facebook.com consiste del nombre del sitio web (Facebook) y la extensión del dominio (.com). Cuando una empresa (o una persona) compra un dominio web, puede especificar a qué servidor apunta el nombre de dominio.

Los registros de nombres de dominios son supervisados ​​por una organización llamada ICANN (Corporación de Internet para Nombres y Números Asignados, por sus siglas en inglés). ICANN especifica qué extensiones de dominios están disponibles y mantiene una base de datos centralizada de dónde apuntan los dominios web.

Todos los sitios web que visitas constan de dos elementos principales: un dominio web y un servidor web.

Un servidor web es una máquina física que aloja los archivos y las bases de datos que conforman tu sitio web y los envía a las personas a través de Internet cuando visitan tu sitio desde su computadora.
El dominio web o dominio de internet es lo que las personas escriben para acceder a tu sitio, y apunta el navegador web hacia el servidor que almacena esos recursos. Sin un dominio web, las personas tendrían que recordar la dirección IP específica de tu servidor, y eso simplemente no va a suceder.
¿Cómo funcionan los dominios?
Diferentes tipos de dominios
TLD: Dominios de nivel superior (Top Level Domains)
ccTLD: Dominios de nivel superior de código de país (Country Code Top Level Domains)
gTLD: Dominio de nivel superior genérico (Generic Top Level Domains)
Otros tipos de dominios
Cómo registrar un dominio web
Cómo transferir un dominio web
Diferencia entre un dominio web y alojamiento web
Entonces, ¿qué es un dominio web?
Lecturas adicionales
¿Cómo funcionan los dominios?
Los dominios funcionan actuando como un atajo para llegar al servidor que aloja tu sitio web.

Sin un dominio, cualquiera que quisiera visitar tu sitio web tendría que escribir la dirección IP completa. Pero el problema es que una dirección IP es difícil de memorizar o incluir en los materiales publicitarios.

En nuestro caso, Hostinger.es es el dominio. Digamos que apunta a la dirección IP 100.90.80.70. La dirección IP apunta a un servidor, pero no resuelve el sitio web si los visitantes intentan usarlo. Esto se debe a que para que una dirección IP resuelva un sitio web, el servidor remoto debe usar el puerto 80 con una página predeterminada (es decir, index.html) almacenada en su directorio de aplicaciones web.

Como puedes ver, jugar con los valores predeterminados del servidor y las direcciones IP puede ser confuso y demorado. Es por eso que la gran mayoría de propietarios de sitios web optan por utilizar un servicio como Hostinger que ofrece dominios incluidos en paquetes de alojamiento web anuales.

Los dominios también pueden usar redireccionamientos, lo que esencialmente te permite especificar que si las personas visitan tu dominio, son reenviadas automáticamente a otro. Esto puede ser útil para campañas y micrositios o para reenviar personas a páginas especiales en tu sitio principal. También pueden ser útiles para evitar confusión con el deletreo. Por ejemplo, si visitas www.fb.com, serás reenviado a www.facebook.com.

Diferentes tipos de dominios
No todos los dominios de internet siguen la misma fórmula, y si bien los dominios .com constituyen el 46.5% de todos los sitios web a nivel mundial, eso deja mucho espacio para otros tipos de dominios como .org y .net. En general, los tipos más comunes de dominios incluyen:

TLD: Dominios de nivel superior (Top Level Domains)
Un dominio de nivel superior es exactamente lo que dice su nombre: un tipo de dominio que se encuentra en el nivel superior del sistema de dominios de Internet. Hay más de mil TLDs disponibles, pero los más comunes incluyen .com, .org, .net y .edu.

La lista oficial de TLDs es mantenida por una organización llamada Autoridad de números asignados de Internet (IANA, por sus siglas en inglés) y puede verse aquí. IANA señala que la lista de TLDs también incluye ccTLD y gTLD, de los que hablaremos a continuación.

ccTLD: Dominios de nivel superior de código de país (Country Code Top Level Domains)
Los ccTLDs usan solo dos letras y se basan en códigos internacionales de países, como .es para España y .jp para Japón. A menudo son utilizados por empresas que están creando sitios dedicados para regiones específicas y pueden ser una buena forma de señalar a los usuarios que han llegado al lugar correcto.

gTLD: Dominio de nivel superior genérico (Generic Top Level Domains)
Un gTLD es esencialmente un TLD que no depende de un código de país. Muchos gTLDs están destinados a un caso de uso específico, como .edu, que está dirigido a instituciones educativas. Dicho esto, no es necesario que cumplas ningún criterio específico para registrar un gTLD, motivo por el cual .com no solo se utiliza con fines comerciales.

Otros ejemplos de gTLD incluyen .mil (militar), .gov (gobierno), .org (para organizaciones sin fines de lucro y otras organizaciones) y .net, que originalmente fue diseñado para proveedores de servicios de Internet (ISPs) pero que ahora tiene un uso mucho más amplio.

Otros tipos de dominios
Si bien las categorías de dominios web mencionadas anteriormente son las más frecuentes, existen otras variaciones que te puedes encontrar.

Dominios de segundo nivel
Probablemente has visto estos dominios antes. Estamos hablando de un dominio que se encuentra directamente debajo de un dominio de nivel superior. No vamos a ponernos demasiado técnicos aquí porque es más fácil mostrar ejemplos, particularmente cuando se trata de códigos de países.

Por ejemplo, las empresas británicas ocasionalmente usan .co.uk en lugar de .com, y es un ejemplo perfecto de un dominio de segundo nivel. Otro dominio de segundo nivel es .gov.uk, que a menudo es utilizado por instituciones gubernamentales, y .ac.uk, que es utilizado por instituciones académicas y universidades.

Subdominios
Los subdominios son útiles porque no requieren que los webmasters adquieran un dominio web adicional para crear divisiones dentro de su sitio. En cambio, pueden crear un subdominio que efectivamente apunte a un directorio específico en el servidor. Esto puede ser muy útil para sitios de campañas y otros tipos de contenidos web que deben mantenerse separados del sitio principal.

Por ejemplo, Facebook utiliza developers.facebook.com para proporcionar información específica para desarrolladores de aplicaciones y web que quieran usar la API de Facebook. Otro buen ejemplo es support.google.com.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *